Hoy es: Miércoles 16 Junio 2021
Todo sobre Salud, dietas y belleza - Contacto

¿Usted come o se alimenta?

Hay una gran diferencia entre estas dos palabras que pueden parecernos sinónimos al escucharlas, por lo menos en lo personal, son definitivamente opuestas.

El significado que doy a la palabra "comer" implica una acción mecánica, en la que se toma una porción de alimento y se ingiere. Así de simple, sin importar que tipo de sustancia es (solido, liquido, con alto o bajo contenido calórico), si contiene o no vitaminas, si es frito, asado, horneado, fast food o pollo asado.

La palabra "alimentarse" tiene un contexto totalmente diferente, pues implica seleccionar adecuadamente el alimento que está por injerirse. Se tiene en cuenta la calidad y cantidad de la porción, se planea un menú detalladamente, en el que no se tiene que sacrificar el sabor por ahorrar calorías, al contrario, se utiliza la imaginación para crear un plato saludable, atractivo a la vista y que nos aporte los nutrimentos que nuestro cuerpo requiere.

¿Cómo podemos "alimentarnos" en lugar de simplemente "comer"?

La primera regla es eliminar las etiquetas "engorda" y "no engorda" de nuestro vocabulario. Los alimentos no "engordan", engordamos nosotros al ingerirlos en exceso. El chocolate por ejemplo, al cual la gente suele culpar siempre por los kilos de màs que han acumulado, no es el "culpable directo" de este aumento de peso, somos nosotros mismos los que al consumirlo en exceso (junto con otros alimentos hipercalòricos como las frituras) saturamos la dieta de calorìas y grasas extras.

Ningún alimento engorda, nunca en mi vida he visto un pastel obeso, una chuleta con hipertensión o un pedazo de pastel diabético.

Lo que sì he visto y lamentablemente en gran cantidad, son personas que comen solo por comer (sin tener en cuenta la combinación de alimentos, por ejemplo, comen pasta con salsa de carne como primer plato, como segundo plato carne rellena de queso con una papa al horno bañada en crema y rellena de tocino como guarnición y pastel de postre), sin horarios, que se "brincan" las comidas, que comen de màs con el pretexto de "es Navidad, como mucho pavo", "es Cuaresma, quiero capirotada" o que hacen dietas tontas (de la Luna, de la manzana, de pocas calorías).

Este tipo de personas que solo se preocupa por comer y no por alimentarse vive angustiada y al pendiente de las dietas que publican en las revistas o pasan por la televisión, pues según ellos, los ayudará a bajar 5 kilos en 2 días, que si bien, pueden surtir efecto estas dietas rápidas por el efecto diurético (por supuesto que se pierde peso comiendo solo manzana al día, hay que usar la lógica, pero es solo peso líquido, no grasa y se recupera en cuanto se come como de costumbre).

Es curioso como la gente quiere adelgazar en una semana los kilos que han acumulado con el paso del tiempo debido a los malos hábitos. Se olvidan que ellos mismos son responsables de su alimentación y por lo tanto, de su salud.

Se culpa a la genética por ser haber desarrollado a los 40 a%os resistencia a la insulina o diabetes tipo 2, "es que mi tatarabuelo era diabético"; pero nos olvidamos que ayer se comimos una super hamburguesa doble con papas a la francesa y refresco de cola extra grande, con pay de manzana de postre.

La comida por sí sola no es la culpable de nuestras enfermedades, somos nosotros mismos los que boicoteamos nuestra salud al elegir erróneamente lo que ingerimos y las cantidades exageradas de alimento que comemos. No queremos hacer ejercicio, no queremos caminar, no queremos encender el horno para cocinar sanamente ni queremos preocuparnos por incluir frutas y verduras en la dieta. Milagros no se pueden hacer si uno no participa un poco. Un médico nos puede dar una medicina para controlar la presión o un hipoglucemiante para controlar la glucosa en sangre; el nutriólogo nos puede diseñar un plan alimenticio fabuloso, pero si nosotros mismos no modificamos la dieta actual y no nos metemos en la cabeza que la alimentación debe ser variada, equilibrada y suficiente; no lograremos nada.

No causa ningún impacto positivo a nuestra salud ingerir un hipoglucemiante si después comemos medio kilo de pastel. El cambio positivo radica en entender que es el concepto "alimentarse" y aplicarlo en la vida diaria.

HOLA SOY VILMA Y QUISIERA Q

HOLA
SOY VILMA Y QUISIERA Q ME AYUDARAN, B USCO ALIMENTOS Q ME AYUDEN A CONTROLAR LA RESITENCIA A LA INSULINA
GRACIAS

estoy continuamente pensando

estoy continuamente pensando en comer...nunca como cosas que engordan...es mas ,diria que soy excesivamente sana...pero por no comer cosas con alto contenido en grasas, me atiborro de fruta y eso tampoco me ayuda a bajar de peso...no se que hacer para distraer mi mente o estimularme en el tema de adelagazar...ultimamente como fatal, no alterno alimentos, como a horas distintas,un dia son todo hidratos, otro dia proteinas...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Allowed HTML tags: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío de spam.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.

eDietas