Hoy es: Sábado 27 November 2021
Todo sobre Salud, dietas y belleza - Contacto

Hábitos alimenticios

Tip para bajar de peso: El desayuno

bn297005.jpg

Vale recordar que el sobrepeso no se debe únicamente a un mal hábito, sino al conjunto de ellos; por lo que es prácticamente imposible cambiar de golpe y empezar a hacer "todo bien" desde "el próximo Lunes" (como solemos prometerlo).

Según los expertos, la mejor manera de perder kilitos y mantenernos así, es planteando y realizando pequeñas metas. Derrumbando un hábito no saludable a la vez y luego dar paso al siguiente. Por lo que, es hora de un buen tip para bajar de peso.

Los 5 peores errores al comer

SuperStock_1732R-7774.jpg

Los expertos en nutrición conocen nuestros malos hábitos y ofrecen soluciones fáciles para estos 5 peores errores al comer. Ellos admiten habernos espiarnos secretamente, mientras tomamos decisiones reales en restaurantes y tiendas; con resultados increíbles.

A continuación, el top 5 de los malos hábitos al comer.

Cómo evitar el Hambre Emocional

hambre_emocional.jpg

Sabemos ya que éste es el problema más difícil de vencer cuando luchamos contra los kilitos extra, en especial si llevamos una vida llena de estrés y presiones emocionales. Vimos como un comilón emocional experimenta los mayores antojos a medida que se debilita anímicamente.

El hecho de estar tristes, solos, enojados, deprimidos, nos inclina a ciertas elecciones que tal vez no hubieramos considerado en otros momentos. Utilizamos la comida como un modo de suprimir sentimientos como el estrés, la ansiedad, el aburrimiento e incluso la confusión; sin pensar el daño que le hacemos a nuestros esfuerzos por mantenernos sanos.

La buena noticia es que existen formas de evitar el hambre emocional, sobreponernos a esos malos hábitos, volver a comer de forma saludable y sentirnos de maravilla.

Hambre Emocional: ¿Somos comilones emocionales?

emotional_eating.jpg

Comemos debido a la sensación de hambre o porque estamos aburridos, solos, casados, solteros. Comemos porque pasamos cerca a una tienda de donas, porque estamos en una fiesta, porque nuestra madre cocinó y no queremos despreciar su gesto o porque deseamos comer tanto como nuestra pareja lo hace o porque no queremos privarnos a costa de deprimirnos.

¿Alguna de esas razones suenan familiares? Acaso, ¿Somos comilones emocionales? Nada tan real como el Hambre Emocional, en el que la comida se convierte en un arma para lidiar con las emociones negativas.

eDietas

Distribuir contenido